sábado, 23 de mayo de 2015

Una Noche de Insomnio

Hacía frío y frente a una pantalla, ella se conectaba con su propio mundo. Intentaba por todos los medios que el ruido fuera totalmente reducido, con el miedo de que sus padres la mandaran a dormir de un regaño, aunque para ser honestos, no le importaba realmente.


Toda la habitación tenía las luces apagadas, por lo cual esforzaba un poco más la vista de lo normal, lo cual era malo, pues ya de por sí se estaba quedando ciega. Las palabras fluían de sus dedos de una manera fácil y rápida, muy diferente a lo que le ocurría cuando tenía que hablar con alguien en persona. Se intimidaba casi desde que salía de su casa y ser sociable no le era tarea fácil, a pesar de que lo intentara arduamente.

Como aquel día, en el que con deseo buscaba la manera de encontrar temas de conversación entre ella y el chico que le gustaba, pero había sido una misión imposible. Era un fracaso y cada día lo iba aceptando, sin embargo, le dolía y la asustaba. El mundo no era para los cobardes, y pronto tendría que entrar al campo de batalla con la certeza de que sus armas no serían suficientes para sobrevivir.

¿Qué podía hacer más que aceptar cada día tal y como llegara? Aunque lo peor venía en la noche, cuando no podía dormir y analizaba cada error que cometía, pensando qué podría cambiar si hubiera actuado diferente. Pero algo era seguro, no se podía vivir el pasado, pues cuando algo no se puede cambiar, es mejor dejarlo estar y aprender de ello.

Estúpidas noches de insomnio que hacen que todo el peso del día caiga y se refleje en un montón de palabras sin sentido y algunas cuantas frases melancólicas. Y por qué no una playlist de canciones suaves que lleguen a lo más profundo del alma, o hardcore que reflejen toda la rabia del mundo. Cuando no se puede dormir, cualquier tema está bien.

Ojalá ella pudiera ir a dormir pronto, descansar y despertar con la esperanza de un cambio, ojalá fuera así de simple. Cuando Morfeo venga a por ella, sabe que de lo más recóndito de su mente, saldrán de la oscuridad sus peores pesadillas para hacerle compañía y brindarle la sonrisa más siniestra y perversa. Y entonces. despertará con ojeras intentado enfrentar otro día, con la seguridad que cuando caiga la noche, un nuevo insomnio la tomará.

3 comentarios:

  1. Hermoso escrito. Amo como escribes :´). Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Awn, muchísimas gracias :') No te imaginas lo mucho que ese comentario significa para mí.

      Gracias por pasarte, cuídate, kisses x

      Eliminar
  2. me encanta como escribes :D

    ResponderEliminar